Cinco maneras en que la tecnología va a cambiar todo lo relacionado con la escuela

Ahora más que nunca, se presiona para que el sector de la educación innove. Hemos analizado cinco tendencias clave de la tecnología educativa que se espera que surjan en el panorama post-pandémico.

La pandemia también ha puesto de relieve cuestiones de larga data en torno a los modelos de enseñanza tradicionales. También ha demostrado que no hay una solución rápida y que el éxito de la transformación digital en la educación requiere una combinación de respuestas tanto culturales como técnicas con los profesores y la experiencia de los estudiantes a la vanguardia.

Con las industrias de todo el mundo que están empezando a considerar lo que la nueva normalidad podría tener reservado, TechRepublic habló con expertos del sector de la tecnología educativa para averiguar las tendencias clave que definirán el futuro de la educación.

1. Aprendizaje mixto

Es probable que en el futuro inmediato se produzca un distanciamiento social, lo que significa que las escuelas y las instituciones académicas tendrán que reevaluar la enseñanza presencial y buscar modelos de aprendizaje que combinen tanto el aprendizaje en persona como en línea.

Más sobre la innovación
La automatización, es lo que hay para la cena: El restaurante “Dirigido por robots” abre en China
El futuro de la agricultura: Construir un centro de tecnología agrícola en el corazón del estado de Bluegrass
Realidad aumentada para los negocios: Hoja de trucos…
El Internet de las cosas salvajes: La tecnología y la batalla contra la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático
El aprendizaje combinado puede ir desde pruebas en línea, debates, materiales didácticos interactivos hasta contenidos de vídeo, con algunos pero no todos los elementos todavía completados cara a cara.

Varias universidades del mundo ya han trasladado las conferencias en línea en respuesta a COVID-19, y muchas lo seguirán haciéndolo durante el resto de 2020.

Muchas han trasladado con éxito todo el aprendizaje en línea, y el año pasado la universidad proclamó que se había convertido en la primera del mundo en impartir conferencias en vivo utilizando la tecnología de los hologramas.

2. Chatbots y asistencia de la IA

Los chatbots y la tecnología de automatización han madurado rápidamente durante la pandemia de COVID-19, resultando cruciales para permitir a las organizaciones -e incluso a industrias enteras- automatizar los procesos de back-office y la interacción con los clientes, limitando al mismo tiempo el contacto cara a cara.

Algunas formas de automatización se han utilizado en la educación durante años, por ejemplo, el uso de computadoras para calificar las preguntas de los exámenes de opción múltiple. Sin embargo, COVID-19 ha puesto de relieve una tendencia emergente a utilizar tecnologías de tipo IA para evaluar exámenes más cualitativos, escritos e incluso orales.

Los robots de charla podrían utilizarse eventualmente como “tutores virtuales” para supervisar los progresos de los estudiantes y proporcionar información en tiempo real.

“Los chatbots existen desde hace tiempo, pero para prestar un apoyo eficaz a los alumnos, deben dejar de ser una forma de buscar las preguntas más frecuentes e integrarse en los sistemas de aprendizaje existentes, de modo que puedan proporcionar información personalizada al alumno, y también realizar cambios para el alumno en esos sistemas”.

3. Aprendizaje personalizado

Otra aplicación potencial de la IA en la educación es el uso de la analítica predictiva para averiguar cómo aprende mejor cada alumno, ya sea a través del vídeo, interactuando con aplicaciones o con otros estudiantes, y luego adaptar la forma de impartir el curso para que se adapte a él.

Este tipo de aprendizaje personalizado se considera vital para garantizar que los profesores puedan ofrecer una educación adaptada a las necesidades individuales de los niños, al tiempo que permite a los niños tomar un mayor control de su propia educación y buscar sus propios nichos en el lugar de trabajo del mañana impulsado por la tecnología.

4. Confianza en la nube (y más allá)

“un cambio en la mentalidad” de los profesores y padres que pueden haber sido más resistentes al uso de la tecnología antes de COVID-19, en particular en torno a los beneficios de la nube.

“En particular, hemos visto un mayor compromiso con los servicios de la nube, incluyendo Google Classroom y Microsoft 365 y las plataformas online cross-curriculares como GCSEPod y Purple Mash”, dicen. “Todo esto ayudará a mejorar el acceso a la tecnología.”

Los profesores y alumnos también se han familiarizado con las herramientas basadas en la nube en los últimos meses, en particular los servicios de videoconferencia. Si bien es poco probable que las lecciones impartidas por los equipos de Zoom o Microsoft se conviertan en la norma, veremos un aumento en el uso de este tipo de tecnología en las aulas en el futuro.

“Los profesores habrán aprendido y mejorado sus capacidades técnicas y tendrán más confianza en la incorporación de la tecnología en sus planes de lecciones y actividades, encontrando nuevas formas de enseñar materias en línea que pueden ser a la vez divertidas e interactivas”.

5. Alfabetización tecnológica y capacitación en aptitudes digitales

Por supuesto, todo lo que se ha descrito anteriormente puede ser ignorado si los profesores no tienen las habilidades necesarias para – o en – las tecnologías que utilizan para ayudar a educar a la clase del mañana. Aunque los modelos híbridos de vídeo y aprendizaje en línea han funcionado en su mayor parte durante la pandemia, se necesita una mayor inversión en la formación de habilidades digitales si se quiere que el aprendizaje a distancia se acerque a la norma.

“No se puede enseñar la codificación a partir de un libro de texto – tiene que hacerse en línea, y las empresas que proporcionan formas nuevas y atractivas de hacerlo se harán populares y solicitadas”.

“Una de las tendencias más importantes que esperamos ver en los próximos meses es una oleada de personas que quieren volver y reciclarse o mejorar sus habilidades después de haber sido despedidas, o aquellos que reconocen que sus trabajos actuales no son muy a prueba de futuro”.

“Esto sólo ha sido posible gracias a las plataformas digitales que proporcionan plantillas de planificación de lecciones y recursos en línea que pueden ser fácilmente compartidos entre las redes de profesores. A medida que la transformación digital de la educación continúe, es probable que veamos que esto se adopte más ampliamente”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *