Las Formas más Seguras de Entrar en Tu Ordenador

Ya sea que tu computadora corra con Windows, macros o Chrome OS, tienes opciones para iniciar sesión. Y tu elección no sólo afecta a lo conveniente que es para ti entrar en tu portátil o en tu ordenador; también afecta a la facilidad con la que otra persona puede acceder.

Estas son las diferentes opciones de inicio de sesión que están disponibles y que debes conocer, así que asegúrate de elegir bien. El adecuado para ti dependerá de cómo esté configurado tu ordenador y de lo precavido que quieras ser.

Windows

Puedes encontrar las opciones de inicio de sesión de Windows abriendo Configuración mediante el icono de la rueda dentada en el menú Inicio, y luego seleccionando Cuentas y opciones de inicio de sesión. De forma predeterminada, el equipo estará protegido por la contraseña de la cuenta de Microsoft, lo que garantiza que sea larga, complicada e imposible de adivinar. También debes configurar la autenticación de dos factores en tu cuenta, lo que puedes hacer haciendo clic en Seguridad y luego en Más opciones de seguridad.

Una de las opciones de inicio de sesión alternativas que verás es el PIN de Windows Hello. Microsoft te animará a que utilices esta opción en lugar de su contraseña, ya que se mantiene oculta en el dispositivo y sólo se aplica a un dispositivo específico. Al igual que con la contraseña de Microsoft, el PIN debe ser largo y algo que no sea obvio, como tu cumpleaños.

Para una protección aún mejor, puedes cambiar a Windows Hello Face o Windows Hello Fingerprint para iniciar sesión con tu cara o huella dactilar; este tipo de autenticación biométrica es muy difícil de descifrar, aunque necesitas que el hardware la admita. La mayoría de los equipos con Windows ahora son compatibles con estas características, aunque es posible que no tengas suerte si utiliza un equipo más antiguo.

La opción de clave de seguridad es otro método de inicio de sesión muy seguro. Además de la contraseña, necesitarás una clave de seguridad física especialmente configurada para obtener acceso al equipo, de modo que aunque alguien adivine o descifre tu contraseña, no podrá obtener acceso.

Por último, está la opción Picture Password, que básicamente utiliza un patrón que se dibuja sobre un cuadro de tu elección como método de autenticación. Es un poco más conveniente para ti, aunque también es más fácil para alguien más hackear -es más fácil adivinar, forzar un patrón, o simplemente mirar por encima del hombro en una cafetería o en una oficina que reproducir tu huella dactilar, por ejemplo.

macOS

Si utilizas un Mac, abre el menú de Apple y selecciona Preferencias del Sistema y Usuarios y Grupos para ver las cuentas configuradas en tu sistema y para cambiar tu contraseña, en caso de que la necesites. Esta es la forma predeterminada de iniciar sesión en macOS y utiliza una contraseña distinta de la contraseña vinculada a tu ID de Apple, incluso si tu ID de Apple también está asociada al ordenador Mac.

También deberías hacer clic en Opciones de inicio de sesión y asegurarte de que el inicio de sesión automático está desactivado, lo que significa que tu contraseña es necesaria cada vez que se inicia el ordenador. Puede que sea menos conveniente, pero es lo único que impide que alguien reinicie tu ordenador para entrar en él. De nuevo en el panel Preferencias del sistema, haz clic en ID de Apple y luego en Contraseña y seguridad para cambiar la contraseña de tu cuenta real de Apple y para activar la autenticación de dos factores, algo que definitivamente deberías hacer.

Si utilizas un MacBook con una barra táctil e ID táctil, verás un icono de ID táctil en el panel de Preferencias del Sistema. Selecciónalo para usar tu huella dactilar como una forma de acceder a tu Mac, lo cual es más seguro y conveniente que usar una contraseña. La misma huella dactilar puede utilizarse también para autentificar los pagos de Apple Pay.

La otra opción que tienes para iniciar sesión en MacOS es utilizar un Apple Watch como dispositivo de autenticación. Tu Mac es lo suficientemente inteligente como para saber si realmente llevas el reloj inteligente y que estás a una distancia muy corta, por lo que es una forma muy segura de proteger el acceso a tu ordenador (además de ser más cómoda para ti).

Para configurar esto en macOS, debes abrir el menú de Apple y las Preferencias del sistema, y luego elegir Seguridad y privacidad y General. Marca la casilla marcada Utilizar tu reloj de Apple para desbloquear aplicaciones y tu Mac, y una vez que hayas confirmado esta decisión con la contraseña de macOS, deberías iniciar sesión automáticamente siempre que tu reloj de Apple y tu Mac estén cerca.

Chrome OS

Cuando configures un Chromebook por primera vez, tu cuenta de usuario estará protegida por la contraseña asociada a tu cuenta de Google. Una vez dentro, puedes comprobar tus opciones de acceso haciendo clic en el indicador de hora, Wi-Fi y batería (abajo a la derecha), luego en el icono de la rueda dentada y después en Personas. Debajo de tu nombre debe haber una opción de seguridad y de acceso.

Una vez que hayas introducido tu contraseña, encontrarás una opción que obliga a Chrome OS a solicitar una contraseña cada vez que Chromebook se despierta, la cual deberías activar. También encontrarás una opción para configurar un PIN para acceder a tu Chromebook, así como tu contraseña, que en realidad no es más segura, pero es más conveniente para ti.

También puedes iniciar sesión en ChromeOS con tu teléfono (Android). En el mismo panel de configuración, debes hacer clic en dispositivos conectados: desde aquí puedes configurar una conexión a cualquier teléfono Android registrado con tu cuenta de Google y hacer clic en la opción Bloqueo inteligente, lo que significa que tu Chromebook se desbloqueará cuando el teléfono esté cerca.

Depende de ti si decides que esto es más seguro que simplemente escribir tu contraseña cada vez, pero es importante tener en cuenta que tu teléfono deberá estar desbloqueado para que el intento de inicio de sesión funcione. No se trata de que alguien pueda pellizcar tu teléfono y luego usarlo para entrar en tu Chromebook, siempre y cuando el teléfono esté bloqueado.

Como siempre, es importante seguir una buena higiene de contraseñas, ya que éstas pueden ser usadas para entrar a tu libro de cromosomas, sin importar qué más hayas configurado como método de ingreso. En la página de tu cuenta de Google en la web, puedes elegir Seguridad para cambiar tu contraseña y asegurarse de que la autenticación de dos factores esté activada para los nuevos dispositivos (lo cual es absolutamente necesario).

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *